LEARNING BY DOING y la MAQUETA COMO MAYÉUTICA EN ARQUITECTURA

La mente es un misterio. Tiene una capacidad asombrosa para relacionar conceptos y sensaciones, para conmoverse hasta implicarse, para interpretar y representar... sólo con una condición: la mente sólo maneja conceptos sencillos y se vale de herramientas auxiliares para desarrollar construcciones mentales más complejas. 

En mi tesis doctoral, entre otras cosas, estoy disfrutando mucho estudiando cómo funciona la mente ante los procesos creativos, en concreto sobre cómo en arquitectura -generalmente procesos complejos donde han de ir perfectamente sincronizados técnica y espíritu- se usan herramientas y procesos que favorecen ese "materializar" las ideas y con qué resultado. 

R. Buckminster Fuller lecturing in Carbondale, 1971. 
http://radical-pedagogies.com/search-cases/a20-buckminster-fuller-illinois-university-carbondale/

Al principio ha sido difícil, se suele recurrir demasiado a la intuición a la hora de hablar de un proceso creativo... entonces quizás haya que investigar cómo funciona la intuición, de qué se nutre, qué peligros tiene....

Tradicionalmente el dibujo y la maqueta han sido los apoyos sobre los que la mente del arquitecto ha expresado y construido sus ideas. Algo así como escribir para ordenar lo que pensamos. Donde sobre lo que escribimos somos capaces de aprender y “construir” pensamientos más complejos. Parecido a la Mayéutica que ayuda a sacar de la mente su contenido. Donde la maqueta y el dibujo es, para la forma y el funcionamiento complejo de la arquitectura, lo que la escritura para las ideas más complejas, o por lo menos, así lo han entendido muchos grandes de la arquitectura como Alberti y Leonardo, o más recientes como Gaudí, Pérez Piñero, Frei Otto... 

Frei Otto with a model at the IL, 1969. Courtesy of the Institut für Leichtbau Entwerfen und Konstruieren ILEK. Universität Stuttgart, Bildarchiv.
http://radical-pedagogies.com/search-cases/e14-institute-lightweight-structures-university-stuttgart-ilek/


Para aprender y hacer arquitectura, generalmente ha sido necesario hacer para aprender, no sólo ha bastado el conocimiento teórico -que tiene su función, absolutamente necesaria, de sentar las bases- sino que ha sido necesario experimentar para hacer experimentar. Desgraciadamente tengo muchos recuerdos de edificios que necesitan de una explicación -con fuertes dosis de "humo"- para convencer de su bondad cuando la arquitectura ha de explicarse sola.

Kenneth Snelson,Buckminster Fuller (center) and students hanging from a geodesic dome.
http://radical-pedagogies.com/search-cases/a21-black-mountain-college/
            Todo ésto es muy nuevo para mí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario